Verrugas Plantares

Las verrugas plantares son una infección viral común de la piel en la parte inferior (plantar) del pie. Alrededor del 10% de los adolescentes tienen verrugas. El riesgo de desarrollar verrugas plantares se incrementa cuando se usan duchas públicas o se camina por el vestuario con los pies descalzos después de una sesión de ejercicios.

¿Cuáles son los síntomas de las verrugas plantares?

En contraposición con la antigua creencia popular, no puede contagiarse de verrugas por tocar un sapo. Las verrugas son provocadas por un virus que ingresa al cuerpo a través de un corte en la piel. El virus crece en ambientes cálidos y húmedos, como los que se generan en un vestuario o en su calzado cuando los pies transpiran y la humedad queda atrapada. Las verrugas plantares generalmente se extienden a otras zonas del pie, aumentan de tamaño y se reproducen, lo que origina un grupo más pequeño de verrugas que se asemejan a un mosaico. 
Las verrugas plantares pueden aparecer en cualquier parte de la planta del pie. Puede ser difícil diferenciarlas de los callos. No obstante, es posible que vea pequeños puntos negros sobre la capa superficial de una verruga plantar. Estos son los extremos de los vasos sanguíneos capilares. Los callos no tienen vasos sanguíneos, generalmente se parecen a una vela de cera amarillenta y se ubican solamente en las zonas que soportan peso. 
Las verrugas plantares pueden ser muy dolorosas y sensibles. Actividades como ponerse de pie y caminar aplastan las verrugas. Crecen hacia adentro de la piel, lo que provoca la sensación de que tiene una piedra en el calzado.

¿En qué consiste el tratamiento?

A pesar de que las verrugas plantares pueden desaparecer eventualmente por sí solas, debe realizar un tratamiento si le provocan dolor. Su médico puede cortar la verruga cuidadosamente y aplicar un apósito tratado con químicos. El médico posiblemente le dé instrucciones para que se cuide usted mismo. Generalmente, todo lo que se necesita es aplicar parches de ácido salicílico, aplicados a diario, e higienizar bien el pie, incluso usar regularmente una piedra pómez. No obstante, pueden transcurrir varias semanas hasta que la verruga desaparezca completamente.
 
Si la verruga es resistente al tratamiento, el médico puede recomendarle un procedimiento en el consultorio para quitarla. Luego de que se aplica un anestésico local, el médico puede utilizar nitrógeno líquido para congelar la verruga y disolverla. Durante este método se elimina solo la porción superior de la verruga para evitar que otros tejidos cicatricen o resulten dañados. El tratamiento debe repetirse regularmente hasta que se disuelva toda la verruga. Otra alternativa es que el médico corte (extirpe) la verruga. 

¿De qué modo puedo prevenir las verrugas plantares?

Para reducir el riesgo de contraer una verruga plantar, asegúrese de usar ojotas o sandalias cuando use un vestuario o duchas públicos. Use talco para pies y cámbiese de calcetines frecuentemente para mantener secos los pies.

Click here to read in English

La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.