Pie Zambo

Usted sabrá de inmediato si su recién nacido tiene pie zambo. El pie zambo, que es uno de los defectos de nacimiento no serios más comunes, afecta el pie y el tobillo del niño, haciendo que el talón y los dedos se doblen hacia adentro. El pie zambo, la pantorrilla y la pierna son más pequeños y más cortos que lo normal. El pie zambo no es doloroso, la deformidad se puede corregir, y su bebé probablemente sea normal en todos los demás aspectos. Alrededor de uno cada 1,000 bebés recién nacidos tiene pie zambo. De estos, uno de cada tres tiene ambos pies zambos. Nadie sabe porqué sucede esto, pero los bebés han nacido con pie zambo durante varios cientos de años. Dos de tres bebés con pie zambo son varones. Un bebé tiene el doble de probabilidades de tener pie zambo si usted, su cónyuge o sus otros hijos también lo tuvieron. Existen problemas menos serios de los pies de bebés que también son comunes y, que con frecuencia, se los denomina erróneamente pie zambo.
Estiramiento y enyesado
El tratamiento comienza de inmediato. El objetivo es hacer que el pie zambo del recién nacido (o pies) sea funcional, no provoque dolor y sea estable para cuando esté listo para caminar. Los médicos comienzan estirando suavemente el pie zambo del niño hacia la posición correcta. Colocan un yeso para mantenerlo en su lugar. Una semana más tarde, sacan el yeso y estiran un poco más el pie del bebé, siempre trabajándolo hacia la posición correcta. Aplican un yeso nuevo y, una semana más tarde, usted debe regresar y se repite el procedimiento. Este proceso (yesos seriados) mueve lentamente los huesos del pie zambo hacia la alineación adecuada. Los médicos utilizan radiografías para controlar el progreso. El yesado generalmente se repite de 6 a 12 semanas y puede tomar hasta cuatro meses. (Nota: Siempre que su bebé use un yeso, observe los cambios en el color o la temperatura de la piel que podrían indicar problemas con la circulación.)
 
Casi la mitad de las veces, el pie zambo de su bebé se endereza con el enyesado. Si esto ocurre, se colocan zapatos especiales o férulas para mantener el pie derecho una vez que se corrija. Estos dispositivos de sujeción son necesarios generalmente hasta que su hijo haya caminado por un año o más. Los músculos normalmente tratan de regresar a la posición del pie zambo. Esto es común cuando el niño tiene 2 ó 3 años de edad, pero puede continuar hasta los 7 años. 
Cirugía
A veces, el estiramiento, el yesado y la colocación de una férula no son suficientes para corregir el pie zambo de su bebé. Es posible que el bebé necesite cirugía para ajustar los tendones, los ligamentos y las articulaciones del pie y el tobillo. Esto normalmente se realiza cuando el niño tiene de 6 a 12 meses de edad. La cirugía corrige todas las deformidades del pie zambo de su bebé al mismo tiempo. Luego de la cirugía, otro yeso mantiene firme al pie zambo mientras se cura. Aún es posible que los músculos del pie del niño tiendan a regresar a la posición del pie zambo y, posiblemente, deba usar calzado o férulas especiales durante un año o más después de la cirugía. Es posible que su bebé no necesite otra operación a medida que crece.
 
Si el pie zambo del niño no es tratado, tendrá una seria discapacidad funcional. Con el tratamiento, el niño debería tener un pie prácticamente normal. En general, puede correr y jugar sin sentir dolor y usar zapatos normales. No obstante, el pie zambo corregido no será perfecto. Debe tener en cuenta que el tamaño del pie quedará de 1 a 1- 1/2 talle más chico y con menos movilidad que el pie normal. Los músculos de la pantorrilla de la pierna con pie zambo también serán más pequeños.

Click here to read in English

La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.