Fractura por Sobrecarga

¿Qué es una fractura por sobrecarga?

Una fractura por sobrecarga es una pequeña fisura en un hueso. Estas fracturas generalmente son resultado del uso excesivo y suelen verse con un aumento en la actividad. Las fracturas por sobrecarga se presentan mayormente en los huesos de las piernas que soportan el peso. Cuando estos huesos se someten a nuevos esfuerzos, como una nueva rutina de ejercicios, quizás no estén bien adaptados y, como resultado, quizás se fracturen por las nuevas fuerzas que se aplican. 
¿Cuáles son los síntomas de una fractura por sobrecarga? 
Los síntomas de las fracturas por sobrecarga pueden ser muy variados. Sin embargo, la queja más común es el dolor. El dolor puede incrementar gradualmente y generalmente se puede aliviar con reposo. El dolor se hace más intenso con la actividad física y puede estar asociado a hinchazón. Puede haber hinchazón y sensibilidad en el área del dolor. Es raro ver moretones o decoloración. 
¿Qué causa una fractura por sobrecarga?
El uso excesivo es la principal causa de la fractura por sobrecarga. Esto puede ser confuso, pero el uso excesivo simplemente puede ser un cambio en la actividad. Un aumento en el ejercicio, atletismo, funciones laborales o incluso el calzado pueden provocar una fractura por sobrecarga. Algunos pacientes incluso informan fracturas por sobrecarga después de un simple cambio, como irse de vacaciones, donde se realizó una cantidad inusual de caminatas.
Entre otros factores de riesgo se cuentan ciertos deportes que tienen una alta frecuencia de actividad repetitiva. En particular, los deportes en los que se corre y salta pueden provocar fracturas por sobrecarga.
La osteoporosis también puede poner a un paciente en riesgo de fractura por sobrecarga. Los huesos débiles o blandos quizás no puedan soportar ni siquiera el cambio más simple de actividad y desarrollar fracturas por sobrecarga. Cualquier hueso de los pies o los tobillos puede sufrir una fractura por sobrecarga. 
¿Cómo se diagnostica una fractura por sobrecarga?
Luego de analizar su historia clínica, su médico examinará su pie. Generalmente, se solicitan una serie de radiografías. Si la fractura es pequeña o sólo tuvo síntomas durante poco tiempo, es probable que no se vea nada raro en las radiografías. Por lo que si fuera necesario, se pueden solicitar diagnósticos por imagen adicionales mediante tomografía computada (TC), escáner óseo nuclear o resonancia magnética (RM).   
¿Cuáles son las opciones de tratamiento?  
Debido a que las fracturas por sobrecarga muchas veces ocurren como resultado del uso excesivo, el primer tratamiento incluye detener la actividad que provocó la fractura. Es necesario un período de reposo. Quizás se deba detener la actividad durante seis a ocho semanas. Generalmente, el ejercicio puede continuar, pero se recomienda una forma de ejercicio de bajo impacto, como nadar, bicicleta elíptica o bicicleta fija.
Quizás se receten medidas adicionales, como la modificación del calzado. Un agregado rígido de calzado o una férula tipo bota pueden ser parte del tratamiento. En ciertos casos, su médico podría recomendar un yeso o muletas. Con frecuencia se recetan complementos de calcio y vitamina D.

La mayoría de las fracturas por sobrecarga sanarán con las medidas conservadoras descritas anteriormente, pero hay situaciones en las que se debe operar. La situación más común que requiere de cirugía es cuando el hueso no sana, que se denomina pseudoartritis. La cirugía, generalmente incluirá la colocación de tornillos para unir el hueso. En ocasiones, esta cirugía también incluye colocar hueso nuevo en el área que tarda en sanar. Este proceso se denomina injerto óseo. 
Posibles complicaciones 
La complicación más común que ocurre con la fractura por sobrecarga es la pseudoartritis. Entre otras complicaciones se encuentran la consolidación viciosa (el hueso sanó pero en una posición anormal) y las fracturas recurrentes. Las fracturas recurrentes ocurren generalmente si el problema subyacente es la osteoporosis. Hay medicamentos que se pueden recetar si la osteoporosis es grave.  
Preguntas frecuentes 
¿Cómo puedo prevenir las fracturas por sobrecarga?
  • Elija el calzado adecuado para el tipo específico de ejercicio
  • Comience gradualmente cuando inicie un programa de ejercicios luego de un período de reposo
  • Camine y estire para calentar gradualmente antes de correr o caminar
  • Concéntrese en el estiramiento y el fortalecimiento de los músculos de la pantorrilla
  • Aumente gradualmente la distancia y la velocidad de trote o caminata, en incrementos que no pueden ser superiores a 10% por semana.
  • Evite correr de manera no acostumbrada y vigorosa
  • Tómese el tiempo necesario para enfriarse adecuadamente después del ejercicio 

Click here to read in English

La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.