Esguince de Tobillo

¿Qué es el esguince de tobillo?
Un esguince de tobillo hace referencia a un desgarro de los ligamentos del tobillo. El esguince de tobillo más común ocurre en la parte lateral o externa del tobillo. Se trata de una lesión sumamente común que afecta a muchas personas durante una amplia variedad de actividades. Puede ocurrir en el contexto de una fractura de tobillo (es decir, cuando los huesos del tobillo también se quiebran). No obstante, es más común que ocurra de manera aislada.
¿Cuáles son los síntomas del esguince de tobillo?
Los pacientes reportan dolor después de haberse torcido el tobillo. Por lo general, esto ocurre debido a una lesión por inversión, que significa que el pie gira por debajo del tobillo o la pierna. Ocurre comúnmente cuando se realizan deportes. Los pacientes se quejan de dolor en la parte externa del tobillo y se presentan varios grados de hinchazón y hemorragia debajo de la piel (es decir, aparecen hematomas). Técnicamente, estos hematomas son conocidos como equimosis. Dependiendo de la gravedad del esguince, una persona podrá o no soportar peso con el pie. 

¿Cuáles son los factores de riesgo del esguince de tobillo?
Como se observó antes, estas lesiones ocurren cuando el tobillo gira por debajo de la pierna, lo que se denomina inversión. Los factores de riesgos son aquellas actividades, como el baloncesto y deportes que implican saltos, en las que un deportista puede caer y doblarse el tobillo o pisar el pie de un oponente.
 
Algunas personas están predispuestas a los esguinces de tobillo. En las personas con retropié varo, que significa que la naturaleza general o postura de los talones está orientada ligeramente hacia el interior, estas lesiones son comunes. Esto se debe a que es más fácil girar el tobillo hacia afuera.
 
En las personas que sufrieron un esguince grave previamente, también es más fácil doblarse el tobillo y que se produzca otro esguince. Por lo tanto, uno de los factores de riesgo del esguince de tobillo es tener inestabilidad. Las personas que tienen músculos débiles, en especial los que se denominan peroneos, que se extienden a lo largo del exterior del tobillo, pueden estar más predispuestas. 

Anatomía
Hay varios ligamentos en el tobillo. Los ligamentos, en general, son las estructuras que conectan hueso con hueso. Los tendones, por otra parte, conectan músculo con hueso y permiten que esos músculos ejerzan fuerza. En el caso de un esguince de tobillo, hay varios ligamentos que normalmente resultan afectados. Los dos más importantes son los siguientes:

 
 

​​​​
 
 
1.El LTFA o ligamento talofibular anterior, que conecta el astrágalo con el peroné en la parte externa del tobillo.
  
2.El LCF o ligamento calcáneo fibular, que conecta el peroné con el calcáneo inferior.  

3. Por último, existe un tercer ligamento que normalmente no se desgarra. Se extiende en mayor medida por la parte posterior del tobillo y se denomina LTFP o ligamento talofibular posterior. Estos deben ser diferenciados de los llamados ligamentos del esguince del tobillo superior, que son totalmente diferentes y se ubican en una zona más arriba en la pierna.

¿Cómo se realiza el diagnóstico del esguince de tobillo?
Los esguinces de tobillo se pueden diagnosticar de manera bastante sencilla dado que son lesiones comunes. Es muy sugestiva la ubicación del dolor en la parte externa del tobillo con sensibilidad e hinchazón en un paciente que tiene inversión del tobillo. En estos pacientes, las radiografías normales también sugieren que el hueso no se ha quebrado y, en cambio, los ligamentos del tobillo se han desgarrado o esguinzado.
 
No obstante, es muy importante no considerar cualquier lesión como un esguince de tobillo porque también pueden ocurrir otras lesiones. Por ejemplo, se pueden desgarrar los tendones peroneos mencionados. También puede haber fracturas en otros huesos en torno al tobillo, como el quinto metatarsiano y la parte anterior del calcáneo. En casos muy graves, se puede justificar una resonancia magnética (RM) para descartar otros problemas en el tobillo, como daño al cartílago. Una RM normalmente no es necesaria para diagnosticar un esguince. 

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
No se requiere cirugía en la gran mayoría de los esguinces de tobillo. Aún en los esguinces graves, estos ligamentos cicatrizan sin cirugía. El grado del esguince determinará el tratamiento. Los esguinces se clasifican tradicionalmente en varios grados. Sin embargo, tal vez lo más importante sea la capacidad del paciente de soportar peso. Los pacientes que pueden soportar peso, incluso después de la lesión, posiblemente vuelvan a jugar con bastante rapidez. Quienes no pueden caminar tal vez deban ser inmovilizados.
 
En general, el tratamiento en las primeras 48 a 72 horas consiste en hacer reposo con el tobillo, colocar hielo por 20 minutos cada dos a tres horas, comprimir con una venda y elevar el tobillo, que significa posicionar la pierna y el tobillo de modo que los dedos de los pies se encuentren por encima del nivel de la nariz del paciente. Los pacientes que no pueden soportar peso se tratan mejor con el uso de una bota ortopédica para caminar desmontable hasta que puedan soportar peso de manera cómoda.
 
Uno de los pilares es la fisioterapia. Los pacientes deben aprender a fortalecer los músculos en torno al tobillo, en particular los peroneos. Un deportista puede usar una tobillera hasta que el terapeuta considere que el tobillo está lo suficientemente fuerte como para volver a jugar sin ella. En muy pocas ocasiones se indica una cirugía, pero puede ser necesaria en un paciente que tiene dañados los cartílagos u otras lesiones relacionadas. Los ligamentos solo se reparan o fortalecen en los casos de inestabilidad crónica donde los ligamentos han cicatrizado pero no de manera fuerte.

¿Cuánto tiempo demora la recuperación?
La recuperación depende de la gravedad de la lesión. Como se observó, si las lesiones son menores, las personas pueden retomar las actividades deportivas en varios días. Si el esguince es grave, puede transcurrir más tiempo y hasta varias semanas. Es necesario resaltar que los esguinces de tobillo superior cicatrizan en bastante más tiempo.
Los resultados que se obtienen en los esguinces de tobillo son, en general, bastante buenos. La mayoría de los pacientes se recupera del esguince de tobillo y puede retomar su vida, deportes y actividades normales. No obstante, algunas personas que no rehabilitan el tobillo de manera adecuada y que tienen un esguince grave pueden seguir teniendo inestabilidad en el tobillo. La inestabilidad crónica ocurre en los pacientes que se esguinzan el tobillo de manera repetida. Dichos episodios repetidos pueden ser peligrosos porque pueden provocar daños dentro del tobillo. Estos pacientes deben ser identificados y considerarse para una reparación. 
 
Posibles complicaciones
Las cirugías casi nunca son necesarias. Como se observó, no obstante, un tobillo que no se rehabilitó adecuadamente puede terminar con inestabilidad crónica. Es importante abordar esto con la terapia o la cirugía antes de que ocurra más daño en el tobillo.

Preguntas frecuentes
¿Qué es un esguince de tobillo superior y es diferente de un esguince de tobillo regular?
Un esguince de tobillo superior hace referencia al desgarro de los ligamentos que conectan la tibia con el peroné (esta conexión también se denomina sindesmosis). Estos esguinces son diferentes y mucho menos comunes que el esguince de tobillo lateral estándar, es decir, que ocurre al costado del tobillo. 
 
¿Los esguinces de tobillo alguna vez deben repararse de manera aguda?
En muy pocas ocasiones, o nunca, los esguinces de tobillo deben ser tratados con cirugía. La gran mayoría simplemente se debe tratar con reposo, hielo, compresión y elevación, seguidos de fisioterapia y el uso temporal de una férula. 
 
Me esguincé el tobillo varias veces. ¿Debería preocuparme?
Sí. Cuanto más se esguince el tobillo, mayores son las posibilidades de que se desarrollen problemas. Por ejemplo, doblarse el tobillo puede producir daños al cartílago dentro de la articulación del tobillo. Debería consultar a su médico si esto ocurre.
 
 
La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.