Dolor de Talón

Cada milla que camina ejerce toneladas de presión sobre cada pie. Sus pies pueden soportar una carga pesada, pero se los lleva al límite si la presión es excesiva. Si camina sobre superficies duras cuando hace deportes o si usa calzado que irritan los tejidos sensibles, puede desarrollarse dolor en el talón, el problema más común que afecta el pie y el tobillo.
Por lo general, un talón adolorido mejora por sí mismo sin cirugía si realiza reposo suficiente. No obstante, muchas personas ignoran los signos tempranos del dolor del talón y siguen realizando las actividades que lo provocaron. Cuando sigue caminando con el talón adolorido, este empeora y se puede convertir en una afección crónica que conduce a más problemas.
Evaluación y tratamiento
El dolor de talón puede tener diversas causas. Si le duele el talón, consulte de inmediato a su médico de atención primaria o a un ortopédico especialista en pies y tobillo para determinar la causa y realizar un tratamiento. Coméntele exactamente el sitio y la duración del dolor. Su médico le examinará el talón; para ello, buscará y tocará signos de sensibilidad e hinchazón. Es posible que le solicite que camine, se pare sobre un pie o que realice otras pruebas físicas que ayudan a su médico a localizar la causa del talón adolorido. Las afecciones que provocan dolor del talón generalmente se clasifican en dos categorías principales: dolor debajo del talón y dolor detrás del talón. 
Dolor debajo del talón
Si siente dolor debajo del talón, es posible que tengan una o más afecciones que inflaman los tejidos de la parte inferior del pie:
  • Contusión plantar: Cuando se para sobre un objeto duro, como una roca o piedra, puede magullarse la almohadilla grasa del lado inferior del talón. Puede verse o no decolorado. El dolor desaparece gradualmente con reposo.
  • Fascitis plantar (dolor subcalcáneo): Si corre o salta en exceso se puede inflamar la banda de tejido (fascia) que conecta el hueso del talón con la base de los dedos de los pies. El dolor se centra por debajo del talón y puede ser leve al principio pero empeora cuando da los primeros pasos luego de descansar por la noche. Es posible que necesite realizar ejercicios especiales, tomar medicamentos para reducir la hinchazón y usar una almohadilla de talón en el calzado.
  • Espolón del talón: Cuando la fascitis plantar continúa durante un periodo prolongado, se puede formar un espolón del talón (depósito de calcio) donde la banda del tejido de la fascia se conecta con el hueso del talón. El médico puede tomar una radiografía para observar la protrusión ósea. Por lo general, el tratamiento es el mismo que el que se utiliza para la fascitis plantar: realizar reposo hasta que el dolor disminuye, realizar ejercicios especiales de estiramiento y usar plantillas ortopédicas con almohadilla de talón. El espolón del talón posiblemente no provoque dolor y no necesite ser operado, salvo que los síntomas se tornen crónicos.  
Dolor detrás del talón
Si tiene dolor detrás del talón, es posible que la zona donde el tendón de Aquiles se inserta en el hueso del talón se haya inflamado (bursitis retrocalcánea). Esto les sucede a las personas que corren en exceso o usan calzado que roza o corta la parte posterior del talón. El dolor detrás del talón puede formarse lentamente con el tiempo, lo cual hace que la piel se engrose, se enrojezca e hinche.

Es posible desarrollar un bulto en la parte posterior del talón que se siente sensible y caliente al tacto. El dolor puede empeorar cuando realiza la primera actividad después de descansar. Por lo general, el uso de calzado normal provoca bastante dolor. Es posible que necesite realizarse una radiografía para determinar si también tiene un espolón óseo.

El tratamiento incluye realizar reposo de las actividades que provocaron el problema, realizar determinados ejercicios de estiramiento, tomar medicamentos contra el dolor y usar calzado abierto en la parte trasera.
  • Es posible que el médico le pida que use una almohadilla para el talón de 3/8" o 1/2".
  • Estire el tendón de Aquiles inclinándose hacia adelante contra una pared con el pie apoyado sobre el piso y el talón elevado con la almohadilla.
  • Tome medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para el dolor y la hinchazón.
  • Considere colocarse hielo en la parte posterior del talón para reducir la inflamación.
Click here to read in English

La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.