Cómo prepararse para una cirugía ortopédica de pie o tobillo: Parte III

Parte III: Los días después de la cirugía

Cada paciente con afecciones ortopédicas de pie o tobillo que necesite cirugía tiene necesidades y consideraciones diferentes. Esto se debe a que existe una amplia variedad de afecciones que necesitan diferentes tipos de tratamientos médicos y quirúrgicos combinados. A pesar de estas diferencias, la preparación y las indicaciones sobre lo que se debe esperar de una cirugía ayuda una mejor recuperación.
 
Esta es una guía para que los pacientes participen en su propio tratamiento de pie y tobillo. Los pacientes logran mejores resultados cuando cooperan con su cirujano en la preparación de su cirugía y recuperación posquirúrgica. La parte III se enfoca en lo que se debe durante los días inmediatamente después de la cirugía.

¿Qué síntomas se pueden esperar después de la cirugía?

​Las cirugías pueden causar un gran estrés en el cuerpo, por lo que es normal que los pacientes experimenten los siguientes síntomas después de la operación:
  • Dolor. Es más fuerte durante los primeros días después de la cirugía. A medida que pasa el tiempo el cuerpo comienza a sanar y el dolor posquirúrgico disminuye.sens.
  • Inflamación del pie o tobillo operado.
  • Hematomas y decoloración del pie o tobillo operado. Es normal que la piel adquiera coloración azul, roja, rosada, morada y marrón. Los colores que pueden indicar problemas de circulación son el blanco pálido y el negro oscuro, y se le debe informar al cirujano de inmediato.
  • Pérdida de sangre y líquido por la incisión del pie o tobillo operado. Esto suele ocurrir cuando el pie se inflama después de la cirugía.
  • Fiebre baja (menor o igual a 100.5 grados) durante la primera semana después de la cirugía. La fiebre baja que dura más de una semana o que pase los 100.5 grados en cualquier momento después de la cirugía puede no ser normal. Se le tiene que informar de inmediato al cirujano.

¿Qué modificaciones o ajustes en el hogar son necesarios después de la cirugía?

Después de una cirugía, muchos pacientes tendrán restricciones en el pie o tobillo operado y en el nivel de actividad. Debido a este cambio en el nivel de actividad, muchos pacientes tienen que hacer ajustes a su rutina diaria en la casa. Si bien cada paciente vive de forma diferente, se pueden hacer algunas cosas en la casa para que sea más fácil el tiempo de recuperación posquirúrgico.

Para los pacientes que viven solos, puede ser de gran ayuda si se queda con ellos un pariente o amigo cercano los primeros días después de la cirugía. Esta persona puede ayudar al paciente a organizar su hogar para hacer las cosas de la casa después de la cirugía. Ya sea que el paciente viva solo o acompañado, estas son algunas cosas que vale la pena saber para después de la cirugía:
  • Se debe mantener la casa limpia y organizada para evitar lesiones. Eso incluye disminuir el desorden, quitar cables sueltos, asegurar las alfombras al piso y limpiar de inmediato si algo se derrama.
  • Durante la noche, las luces deben estar encendidas si el paciente se mueve por la casa. Una luz de noche puede ser de mucha ayuda en habitaciones como el baño o el dormitorio.
  • En el baño, organice los artículos de aseo de modo que puedan ser alcanzados fácilmente en vez de colocarlos en estantes o gabinetes demasiado altos o bajos.
  • Si toma un baño de inmersión no debe meter la pierna operada en la bañera. Al ducharse, el paciente debe conservar el vendaje o férula posquirúrgica limpio y seco. Para hacer esto puede cubrirlo con una bolsa plástica grande o un cobertor comercial de férulas. Durante la ducha, para no poner el peso sobre la pierna operada, el paciente puede usar un banquillo para la ducha o una silla. Estos dispositivos pueden ser recetados por el cirujano y se los puede comprar en una tienda de suministros quirúrgicos.
  • En el dormitorio se debe organizar la ropa común de modo que sea fácil de alcanzar. Al vestirse se debe meter la pierna operada en la ropa antes que la no operada. Al desvestirse se debe sacar la pierna no operada de la ropa antes que la operada. El paciente debe evitar usar pantalones o calcetines ajustados ya que pueden ser incómodos con el vendaje o férula posquirúrgico.
  • En la cocina se debe organizar la comida común de modo que sea fácil de alcanzar. Para ayudar con la sanación después de la cirugía se recomiendan las frutas, los vegetales, frutos secos, carnes magras y lácteos como leche y yogur. También ayuda beber mucha agua y electrolitos (como el Gatorade) para mantenerse hidratado después de la cirugía. También se pueden preparar comidas viandas antes de la cirugía y almacenarlas en el congelador para poder descongelaras y comerlas después de la cirugía.
  • elevated.png
  • Al descansar, debe poner hielo en la pierna operada para disminuir el dolor de la operación. Debe poner hielo en una bolsa fina pero ajustada sobre una sábana fina y colocarse sobre el vendaje o férula del paciente. Se hace de esta forma para evitar que se moje el vendaje o la férula con el hielo En caso de apuro, también puede usar alimentos congelados para enfriar la pierna del paciente.
  • Al descansar, debe mantener elevada la pierna operada para disminuir el dolor de la operación. De ser posible, lo mejor es mantener la pierna elevada por sobre el nivel del corazón el paciente. Esto se puede hacer poniendo unos almohadones firmes debajo de la pierna del paciente.
  • Al sentarse, debe usar sillas firmas y colocarlas en toda la casa. Si bien los sofás y las sillas reclinables son buenas para descansar, no brindan el apoyo necesario al momento de sentarse o pararse.
  • Puede ser complicado usar las escaleras después de una cirugía de pie o tobillo, pero las barandillas ayudan a dar apoyo para el cuerpo. Al subir las escaleras, debe subir primero la pierna no operada y seguirla con la operada. Al bajar, debe bajar primero la pierna operada y seguirla con la no operada.

¿El paciente debe tomar medicamentos anticoagulantes después de la cirugía?

El riesgo de tener un coágulo doloroso o una TVP en la pierna luego de una cirugía ortopédica de pie o tobillo es muy bajo. Sin embargo, el cirujano debe indicar a sus pacientes que tomen ciertas medidas para que el riesgo sea aún menor. Estas medidas son:
  • Evitar medicamentos como la terapia de reemplazo de hormonas y pastillas anticonceptivas, que pueden aumentar el riesgo de un coágulo.
  • Evitar productos con nicotina, que también pueden aumentar el riesgo de un coágulo.
  • Mantenerse relativamente activo después de la cirugía. Si bien muchos pacientes no tienen permitido colocar peso sobre la pierna operada, se les alienta a moverse por la casa con frecuencia. Si el cirujano lo permite, algunos pacientes pueden hacer ejercicios con las caderas y rodillas con movimientos regulares y estiramiento. Quedarse inactivo o en cama también pueden aumentar el riesgo de un coágulo.

¿Cuándo tiene el paciente que volver a ver al cirujano ortopédico de pie y tobillo?

Si bien cada cirujano ortopédico de pie y tobillo da instrucciones diferentes, le pedirá al paciente que vuelva al consultorio entre una y tres semanas después de la operación para su primera visita posquirúrgica. El paciente tiene que llamar al consultorio del cirujano para programar esta cita. 

Parte I: El día anterior a la cirugía​
Parte II: El día de la cirugía

Click to read in English
 
La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera. 
​​​​​​​​​​​​​​​​​