Cómo prepararse para una cirugía ortopédica de pie o tobillo: Parte II

Parte II: El día de la cirugía

Cada paciente con afecciones ortopédicas de pie o tobillo que necesite cirugía tiene necesidades y consideraciones diferentes. Esto se debe a que existe una amplia variedad de afecciones que necesitan diferentes tipos de tratamientos médicos y quirúrgicos combinados. A pesar de estas diferencias, la preparación y las indicaciones sobre lo que se debe esperar de una cirugía ayuda una mejor recuperación.  
 
Esta es una guía para que los pacientes participen en su propio tratamiento de pie y tobillo. Los pacientes logran mejores resultados cuando cooperan con su cirujano en la preparación de su cirugía y recuperación posquirúrgica. La parte II se enfoca en lo que se debe hacer el día de la cirugía.
 

¿Cuándo tiene que llegar los pacientes al hospital o centro quirúrgico el día de la cirugía?

Por lo general, un médico, una enfermera o un administrador llamará al paciente el día antes de la cirugía. Tenga en cuenta que si el día de la cirugía es el lunes, lo más probable es que la llamada telefónica sea el viernes anterior. Si el paciente no recibió su llamada prequirúrgica hasta el final del día laboral, debe comunicarse su cirujano.
 
El propósito de la llamada prequirúrgica es informar al paciente específicamente cuándo y dónde deben el día de la cirugía. Si bien cada hospital o centro quirúrgico tienen diferentes políticas, la mayoría le pide al paciente que venga unas horas antes de la cirugía. La mayor parte de este tiempo se pasa preparando al paciente para la cirugía. La preparación incluye registrarse, cambiarse, almacenar las pertenencias, a colocación de una sonda intravenosa (IV) en el brazo para recibir fluidos y un examen exhaustivo de parte del anestesista.
 

¿Qué debe llevar el paciente el día de la cirugía?

Si bien cada centre tiene diferentes políticas, el día de la cirugía se le recomienda llevar al paciente:
  • Tarjeta de seguro médico.
  • Pasaporte o licencia de conducir a modo de identificación legal.
  • Una lista de los medicamentos que toma regularmente.
  • Registro de vacunación en caso de que el paciente sea menor.
  • Tarjeta de crédito y una pequeña suma de dinero en efectivo.
  • Copia de los resultados de los estudios prequirúrgicos. Es muy importante tenerlos en caso que los estudios se hayan hecho en otro lugar que no sea en donde se hará la cirugía.
  • Dispositivos de asistencia como muletas o caminador para usar después de la cirugía.
  • Un pequeño bolso con sus efectos personales.
Si bien las políticas pueden variar entre los hospitales y centros quirúrgicos, no se recomienda a los pacientes llevar joyas (incluyendo anillos y aros), grandes cantidades de efectivo y más de una tarjeta de crédito el día de la cirugía. Los objetos pequeños pueden perderse en un hospital o centro quirúrgico atareado.
 

¿Cómo debe vestirse el paciente el día de la cirugía?

Ese día el paciente debe vestirse con ropa suelta y cómoda. Después de la cirugía, el paciente tendrá un vendaje abultado o una férula de yeso en la pierna, tobillo o pie operado, por lo que la ropa tiene que ser suelta para que pueda entrar. Entre la ropa recomendada están los pantalones cortos o pantalones deportivos sin elástico en la botamanga. 

A causa de los vendajes o de la férula posquirúrgica, el paciente no podrá usar zapatos en el pie operada hasta que haya curado. Esto significa que el paciente debe llevar un zapato que brinde buen apoyo y con suelas de goma para que no resbale para usar en el otro pie. 

Justo antes de la cirugía se le pedirá al paciente que se ponga la bata el hospital. Dependiendo de las políticas del hospital o centro quirúrgico, se le puede pedir al paciente que se quite la ropa interior al ponerse la bata. Los pacientes seguirán usando la bata hasta dejar el hospital o centro quirúrgico. Si el paciente permanece en el hospital después de la cirugía, se recomienda que traiga un albornoz corto para usar sobre la bata del hospital.
 

¿Con quiénes hablará el paciente el día de la cirugía?

Una vez que el paciente tenga puesta la bata, se reunirá con la enfermera prequirúrgica o el asistente médico (AM). Se revisarán las notas y los estudios, se afeitará y limpiará la parte del cuerpo en la que se hará la cirugía y se realizará un examen físico del paciente. También le colocarán una sonda IV en uno de los brazos. Esta sonda IV permite que el paciente reciba líquidos y medicinas sin comer ni beber. 

Una vez colocada la sonda IV, el paciente se reunirá con el equipo quirúrgico. El equipo incluye un cirujano, enfermeras quirúrgicas, asistentes médicos y posiblemente cirujanos en capacitación como asistentes. Los cirujanos asistentes son comunes en hospitales universitarios o académicos y se los conoce como residentes y becarios de cirugía ortopédica. Si bien el paciente se reunirá con mucha gente que es parte importante del equipo quirúrgico, es importante reconocer que el cirujano ortopédico de pie y tobillo es el jefe del equipo que hará la cirugía. Las enfermeras, los AM y los cirujanos asistentes ayudan al cirujano durante la operación. 

El jefe del equipo, el cirujano ortopédico de pie y tobillo, volverá a hablar con el paciente nuevamente sobre los detalles de la cirugía. Hasta este momento muchos cirujanos ya hablaron con el paciente sobre qué esperar de la cirugía, pero esto le permitirá al paciente hacer preguntas de último momento y hablar sobre cualquier inquietud que tenga con el cirujano. En ese momento, el cirujano marcará con una pluma o marcador el área quirúrgica del paciente con sus iniciales. Esta interacción entre el cirujano y el paciente es un recordatorio completo para ambos sobre qué tipo de cirugía se realizará adecuadamente. Para asegurarse que todo el equipo esté al tanto del plan, otros miembros del equipo quirúrgico controlarán que se haya marcado el área correcta para la cirugía. 

Una vez que el paciente se haya reunido con el equipo quirúrgico, se reunirá con el equipo de la anestesia justo antes de la cirugía. El equipo incluye el anestesista, que se asegurará que el paciente no sienta dolor ni molestias durante la cirugía, enfermeras anestesistas (EAC) y posiblemente anestesistas asistentes en capacitación. Las anestesistas asistentes son comunes en hospitales universitarios o académicos y se los conoce como residentes anestesistas. Si bien el paciente se reunirá con mucha gente que es parte del equipo de anestesia, es importante reconocer que el anestesista es el jefe del equipo que administrará la anestesia. Las enfermeras y residentes brindarán cualquier ayuda que necesite el anestesista durante la anestesia y son una parte importante del equipo que brinda la atención.

¿Cuáles son las opciones de anestesia para la cirugía?

La anestesia es una condición en la cual el paciente no experimenta dolor y tiene una memoria limitada de una situación. Es necesaria alguna forma de anestesia para que el paciente se someta de forma segura a cualquier cirugía de pie o tobillo. 

Una forma en la que se puede recibir anestesia durante la cirugía es la anestesia general. Con esta, el paciente está totalmente dormido durante la cirugía. El paciente recibe el medicamento mediante la sonda IV que lo hace dormir. Una vez dormido, se paraliza al paciente y se le pone un tubo en la boca (máscara laríngea o ML) en la tráquea (tubo endotraqueal o TET) para que siga respirando durante la cirugía. 

Otra forma en la que se puede recibir anestesia durante la cirugía es la anestesia local. Este tipo de anestesia entumece solo la pierna, tobillo o pie a ser operado por lo que no hay necesidad de paralizar al paciente, dormirlo o poner un dispositivo de respiración en sus vías aéreas. Algunos ejemplos de anestesia local son la anestesia espinal o epidural en donde se inyecta un medicamento entumecedor en la espalda y en la médula espinal, cerca de los nervios espinales. 

Otro ejemplo de anestesia local es un bloqueador nervioso en donde se inyecta el medicamento entumecedor en el muslo o en la pierna, cerca de los grandes nervios cerca del pie o tobillo para someterse a una cirugía. Ya sea que el medicamento entumecedor se aplique en la espalda, el muslo o la pierna, la anestesia local funciona afectando los grandes nervios sobre el pie y el tobillo. Una ventaja que tiene la anestesia local sobre la general es que los pacientes sienten alivio del dolor durante varias horas después de la cirugía porque los nervios sobre el pie y tobillo operado quedan entumecidos. Otra de las ventajas es que los pacientes no experimentan náusea, vómitos y dolor de garganta que son muy comunes después de la anestesia general.   

¿Cuánto tiempo tienen que quedarse en el hospital el paciente después de la cirugía?

El que reciba una cirugía como paciente interno deberá quedarse en el hospital durante una o dos noches después de la cirugía. Esto se usa por los general para cirugías que son muy complejas, en la que los pacientes puedan sufrir más dolor o molestias que con una cirugía menos compleja de pie y tobillo. Las pacientes también deberán permanecer en el hospital si tienen ciertas afecciones médicas que deban ser controladas después de la cirugía. 

Los pacientes que reciban cirugía ambulatoria, se someterán a la misma y luego se irán a casa cuando estén totalmente despiertos en el cuarto de recuperación. El tiempo que se tarda en despertarse por completo de la cirugía siempre varía dependiendo del paciente y el tipo de cirugía, pero por lo general es entre tres y seis horas. Si bien cada hospital o centro quirúrgico pueden tener diferentes políticas sobre cuándo dar de alta a los pacientes después de una cirugía, los pacientes tienen que poder: 
  • Pararse y caminar de forma segura e independiente sin sentirse mareado, aturdido, ni perder el equilibrio. 
  • Orinar sin problemas. 
  • Comer y beber pequeñas cantidades sin sentir náusea o vómitos.


¿En dónde se quedarán o esperarán los familiares del paciente durante la cirugía?

Si bien cada hospital o centro quirúrgico pueden tener diferentes políticas respecto a dónde pueden quedarse o esperar los familiares del paciente durante una cirugía, todo el personal médico le brindará a la familia todas las comodidades posibles. Algunos hospitales y centros quirúrgicos le permiten a los familiares quedarse con el paciente en el área prequirúrgica hasta que los llevan al área quirúrgica. Muchos hospitales y centros quirúrgicos tienen un área de espera designada en donde los familiares pueden esperar durante la cirugía. 

Una vez terminada la operación, algunos hospitales y centros quirúrgicos permiten a la visitar al paciente en la habitación de recuperación posquirúrgica. Muchos hospitales y centros quirúrgicos tienen un área de alta posquirúrgica designada en donde la familia se puede reunir formalmente con el paciente cuando este esté más despierto y listo para irse a casa. Si el paciente debe quedar internado en el hospital después de la cirugía, los familiares deberán esperar a que lo lleven a su habitación del hospital antes de que puedan reunirse formalmente con él.
 
Parte III: Los días después de la cirugía​

Click here to read in English​
 
La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera. 
 
 ​​