Cómo Evaluar Cambios en Los Pies: Normal o Anormal

​Una persona promedio hace aproximadamente 10.000 pasos por día, lo cual se puede sumar en más de 3 millones de pasos por año. Cada paso puede poner dos a tres veces la fuerza de su peso corporal sobre sus pies. Con el tiempo, este importante uso repetitivo lleva a varios cambios normales asociados con el envejecimiento:
  • El pie se hace más ancho y largo.
  • Hay un suave asentamiento del arco, lo cual se ve como un aplanamiento del pie.
  • La almohadilla de grasa en la parte inferior del talón disminuye, causando la pérdida del relleno natural y el amortiguador para el paso.
  • El pie y el tobillo pierden un poco de su rango normal de movimientos y se vuelven más rígidos.
  • Podría presentarse cierta pérdida del equilibrio al caminar. 
Podrían ocurrir algunos cambios en el pie que sean anormales o patológicos. Estos tienden a ocurrir en asociación con el uso prolongado de zapatos inapropiados y sus consecuencias se presentan en la década de los cuarenta, cincuenta y sesenta años. Estos problemas no ocurren de forma natural y muchos de ellos se pueden prevenir o alterar su progreso modificando los zapatos que se usan. Estos problemas incluyen:
  • Juanetes (la formación de una gran protuberancia en el dedo gordo, el cual comienza a desviarse hacia los dedos más pequeños).
  • Dedos en martillo (los dedos del pie se doblan hacia abajo).
  • Dedos en garra (los dedos del pie se doblan hacia abajo de una forma más severa).
  • Juanetes pequeños (la formación de una gran protuberancia en el dedo pequeño, el cual comienza a desviarse hacia el dedo gordo).
  • Callos o callosidades, los cuales ocurren en los dedos del pie o en el pie debido a mucha presión sobre las áreas óseas.
  • Neuroma de Morton ("nervio pinchado" entre los dedos del pie).
  • Artritis de las articulaciones.

Click here to read in English

La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.