10 Aspectos del Calce Adecuado del Calzado

Los calzados cumplen muchas funciones. Protegen nuestros pies. Amortiguan nuestro peso corporal. Nos permiten practicar deportes. Pueden hacer que nuestros pies se sientan cómodos o a la moda, con suerte, ambas cosas. Encontrar los calzados adecuados y asegurarse de que calcen bien es una de las cosas más importantes que puede hacer para mantener sus pies y su cuerpo contentos.

Los calzados que no calzan bien pueden provocar, entre otros, juanetes, llagas, callos, dedos en martillo, fascitis plantar y fracturas por sobrecarga. Las personas tienen diferentes formas del pie y diferentes necesidades. Por lo que los calzados que quizás funcionen para su vecino, quizás no sean los correctos para usted. Incluso una vez que encuentre los calzados adecuados, recuerde que se desgastarán con el tiempo y se deben reemplazar, generalmente cada seis meses a un año de uso regular.

Entonces ¿cómo encuentra los calzados adecuados? En este mundo de compras en línea y grandes tiendas, es difícil encontrar un vendedor de calzado informado. Debido a esto, los especialistas ortopédicos en pies y tobillos de la Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo han preparado estos consejos para ayudarle en el proceso.

1.    Hágase medir los pies.  Los tamaños y las formas de los pies de las personas pueden cambiar con el tiempo. Debido a esto, no debe confiar en el hecho de que siempre ha utilizado cierto talle. Ese talle es probable que ya no sea el que mejor le calza. 
2.    La mayoría de las personas tienen un pie más grande que el otro, por lo que debe asegurarse de medirse AMBOS pies. Pruébese los calzados en el pie más grande. 
3.    Es útil medírselos al final del día, cuando sus pies son más grandes. Cuando está activo durante el día, sus pies se hinchan y se asientan.  Debe asegurarse de estar cómodo durante todo el día y no solo cuando sale de casa por la mañana. 
4.    Al igual que con las prendas de vestir, el tamaño indicado dentro del calzado puede ser diferente, dependiendo de la marca. Entonces, su talle de calzado es solo un punto de partida para elegir el calzado adecuado.
5.    Asegúrese de que el calzado calce en su pie cómodamente. Examine la forma del calzado; debe asemejarse a la forma del pie.
6.    No planifique que el calzado se estire con el tiempo; deben calzar bien cuando los compre. Es como comprar prendas que son demasiado pequeñas con la esperanza de perder peso y que luego le queden bien. Eso rara vez ocurre.
7.    La parte anterior del pie (la parte más ancha justo antes de que comiencen los dedos) debe sentirse cómoda en la parte más ancha del calzado. 
8.    El calzado también debe tener la profundidad suficiente para sus dedos, especialmente si tiene dedos en martillo u otras condiciones. Los calzados con espacio demasiado pequeño para los dedos provocarán rozamiento y se formarán callos y llagas. 
9.    Párese y asegúrese de que haya aproximadamente entre 3/8 o 1/2 pulgada (aproximadamente el ancho de un dedo) entre su dedo más largo (generalmente el segundo dedo del pie) y la punta del calzado. 
10.  Siempre debe pararse y caminar con el calzado para ver si es cómodo, calza bien y no roza en ningún lado. El talón no debe deslizarse ni resbalar mientras camina.

El calzado debe ser adecuado para su actividad

Otro punto importante a recordar es comprar los calzados que estén diseñados para la actividad que desee realizar. Los calzados para correr están diseñados específicamente para brindarle la amortiguación adecuada en el talón y la flexibilidad en los dedos que los atletas necesitan. Los calzados para caminar tienen un talón para absorber el impacto y flexibilidad en la parte anterior de la planta del pie. Los calzados para entrenamiento combinado generalmente son buenos calzados para todo propósito para ejercicios en general. Los calzados para básquetbol están pensados para ese deporte y quizás no sean la mejor opción si camina mucho. Los calzados para ciclismo son más rígidos para ayudarle a pedalear con mayor eficiencia, pero no funcionan bien para la mayoría de las otras actividades. Los calzados de vestir pueden ser cómodos, además de verse bien. Muchos calzados de vestir ahora están elaborados con una suela similar a las zapatillas, lo que brinda mejor amortiguación y pisada, y mayor soporte del arco. Los mocasines italianos caros, no son para todos. 

Busque un calzado con buena elaboración

Entre los principios básicos de un buen calzado, se cuentan el talón amortiguado, la suela firme que no se tuerce ni dobla con facilidad, y la flexibilidad en el área adecuada, dependiendo del tipo de calzado. Un material suave y aireado en la parte superior del calzado hace que sea más cómodo de utilizar durante periodos más largos y disminuye las posibilidades de roce o irritación de la piel. La parte superior del calzado debe permitir ajustes (cordones, tiras, etc.) para mantener cómodo el pie en su lugar durante la actividad. Debe tener algo de soporte para el arco en el calzado o en el inserto dentro del calzado. Muchos calzados pueden calzar mejor simplemente al quitar el inserto de fábrica y reemplazándolo por una ortótica estándar de alta calidad. La ortótica a medida rara vez es necesaria y debe ser recetada por su médico para trastornos específicos del pie.  

Seguir estos pasos simples ayudará a minimizar sus riesgos de problemas de calzado y del pie. No crea el mito de que los calzados modernos deben ser incómodos. Hay muchos calzados a la moda muy cómodos. Si tiene ciertos problemas de pie o tobillo, hable con su médico ortopédico de pie y tobillo. No sacrifique la comodidad y la seguridad por la moda. Sus pies se lo agradecerán en el largo plazo, el corto plazo e incluso simplemente al caminar. Para encontrar un especialista ortopédico de pie y tobillo en su área, haga clic aquí. 
 
Click here to read in English
 
La Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS, por sus siglas en inglés) ofrece información en este sitio como un servicio educativo. El contenido de FootCareMD, incluyendo el texto, las imágenes y los gráficos, tiene propósitos educativos únicamente. El contenido no pretende sustituir las recomendaciones, diagnósticos o tratamientos de un médico profesional. Si precisa asesoramiento médico, use la herramienta "Find an Orthopaedic Foot & Ankle Surgeon" en la parte superior de esta página o contáctese con su médico de cabecera.